El dragón barbudo como animal doméstico

Los dragones barbudos son unos lagartos pequeños y amistosos que han ganado gran popularidad como mascotas en las últimas décadas, sobre todo en España.

Estos reptiles son hoy los representantes más reconocidos de la raza Pogona. El dragón barbudo es un saurio particularmente hermoso que adquiere inmediatamente familiaridad con los humanos: fácil de guardar en un terrario, un contenedor que puede contener una sola especie o un hábitat completo de animales exóticos. , es de tamaño pequeño y dócil.

El Pogona vitticeps (este es el nombre científico del " dragón barbudo "), es un saurio nativo de las regiones cálidas y desérticas de Australia central, particularmente adecuado para el desarrollo y mantenimiento en terrarios.

Tabla de Contenido

    ¿Cómo y donde comprar un dragón barbudo?

    Los dragones barbudos están disponibles en el mercado en numerosas ferias dedicadas a los reptiles o en granjas especializadas o de aficionados. Después de la compra, el animal debe ser puesto en cuarentena, solo, en un terrario, para monitorear constantemente su salud. Un chequeo de salud importante que no debe subestimarse es el análisis de las heces, que debe realizar el veterinario: el estrés del transporte podría haber causado o provocar un aumento en el número de parásitos intestinales.

    Criar un dragón barbudo requiere un estricto cumplimiento de ciertos parámetros indispensables. Cuando estás dentro de la perrera responsable de la compra, es recomendable elegir la pogona más viva, quizás ya desarrollada en quince centímetros de largo, al menos para evitar los riesgos relacionados con el mantenimiento después de las primeras semanas post parto. Si es necesario, también se debe prestar atención a su estado de salud: no debe haber lesiones ni signos de malestar. A pesar de ser dóciles y estar acostumbrados a los humanos, los dragones barbudos no deben considerarse mascotas: necesitan los terrarios adecuados y áreas a diferentes temperaturas dentro del mismo terrario para su crecimiento.

    Cáracter y comportamiento de los dragones barbudos

    El éxito de estos pequeños reptiles como mascotas se debe no solo a su peculiar belleza, sino también a su carácter: los dragones barbudos suelen ser muy dóciles y equilibrados, con un temperamento especialmente sociable.

    Por este motivo, el dragón barbudo suele ser una de las especies más recomendadas para los principiantes.

    Gracias a su docilidad y pequeño tamaño, son más fáciles de manejar que los grandes reptiles de temperamento complejo, como las iguanas.

    Otro beneficio de adoptar un dragón barbudo como mascota es que se considera que la población de este reptil es de naturaleza estable. Es decir, los dragones barbudos no se encuentran entre las especies en peligro de extinción. Siempre se debe recordar la importancia de la adopción responsable. No se recomienda comprar mascotas de personas no autorizadas o por Internet.

    Sobre todo al adoptar un reptil, lo ideal sería hacerlo a través de tiendas especializadas y criadores o centros de rescate de animales exóticos.

    Hábitat natural

    El dragón barbudo es una especie originaria del suroeste de Australia, más precisamente de las sabanas y desiertos de esta región. Algunos especímenes también se encuentran en el sur de Gales.

    A la hora de adoptar un dragón barbudo como mascota, será fundamental proporcionar un entorno propicio para su desarrollo físico y cognitivo .  Estos pequeños reptiles se sienten cómodos en sustratos terrestres o arenosos, con ramas, pequeños troncos secos y piedras.

    Deberá prestar especial atención a la temperatura y la humedad de la tierra y el medio ambiente .

    Por estar acostumbrados a climas cálidos y secos, su temperatura ambiente promedio debe estar entre 30º y 36ºC durante el día, hasta 21º o 23ºC durante la noche. El nivel de humedad, por otro lado, nunca debe superar el 50%.

    Comportamiento y comunicación

    Los dragones barbudos son animales con una fuerte personalidad, especialmente en el período de madurez sexual. Durante el cortejo, mueven la cabeza hacia arriba y hacia abajo y giran las extremidades para captar la atención de su "presa", aunque suele ser habitual observar auténticas peleas entre machos para demostrarle a la hembra quién es el ejemplar más adecuado para el juego. acto reproductivo.

    El desove ve números importantes: alrededor de 24/25, pero en cautiverio es fácil obtener alrededor de 30 unidades. Una hembra joven puede incluso poner huevos hasta ocho veces al año.

    ¿Cómo criar dragones barbudos en casa?

    Para poder acogerlos en casa tendremos que cubrir sus necesidades primarias, partiendo de un  terrario de madera  (no de vidrio) con un tamaño mínimo de 100cm x 60cm x 40cm. el natural es posible.
    En primer lugar será necesario proporcionar un gradiente de temperatura, para darle a nuestro animal la posibilidad de termorregular. Con el uso de una bombilla incandescente puntual, colocada en una esquina del terrario, tendrá que crear tres zonas a diferentes temperaturas: punto de calentamiento de 45 ° C (directamente debajo de la bombilla) - zona caliente: 30 ° C (a medio terrario) zona fría: 26 ° C (en la esquina opuesta a la bombilla).

    Al ser animales diurnos, también necesitarán un neón de emisión de UVB que cubra toda la longitud del terrario de manera uniforme.

    Equipamiento, mantenimiento y cuidados del terrario

    El terrario, además de ser muy espacioso y fácil de limpiar, debe replicar en la medida de lo posible el hábitat natural de estos reptiles: por eso se requiere en su interior una fuente de calor capaz de alcanzar temperaturas cercanas a los 40-43 ° C. Un buen montaje, que permite intervenciones y modificaciones sin complicaciones, incluye también pequeños escondites (cazuelas de barro o cajas con aberturas), lugares sencillos donde el animal puede sentirse más seguro durante el día.

    Higiene y salud

    Será muy importante para el bienestar de nuestro animal mantener el terrario limpio de desperdicios todos los días, y desinfectarlo por completo al menos una vez al mes. Además, será importante lavarse bien las manos con agua y jabón cada vez que toque un animal, limpie su estuche, etc.
    Como ocurre con todas las mascotas, incluso los dragones barbudos pueden presentar patologías a lo largo de su vida. Entre estas, las patologías más comunes encontradas son las parasitarias del tracto gastrointestinal.
    Por tanto, será importante contactar con un veterinario con experiencia en reptiles, que además de poder asesorar al propietario de la mejor forma sobre el correcto manejo del animal, podrá realizar un chequeo clínico y un análisis de heces completo, al menos una vez al año.

    Alimentación y comida de un dragón barbudo

    En cuanto a la nutrición, los  Pogona vitticeps  son animales omnívoros, que se alimentan tanto de vegetales (rúcula, achicoria, valeriana, diente de león, etc.) como de insectos (grillos, cucarachas, polillas, polillas, gusanos, etc.). En los jóvenes la dieta estará formada por un 70% de alimentos vivos y un 30% de verduras, mientras que en los adultos los porcentajes se invierten. En ambos casos, se debe tener cuidado de administrar una dieta lo más variada posible. Tan pequeños, los ejemplares de pogona son insectívoros, pero a medida que crecen comienzan a consumir (¡y apreciar!) Una buena cantidad de vegetales. Un adulto come una media del 50% de insectos y otro 50% de verduras. Se puede utilizar una dieta insectívora equilibrada con grillos, larvas de miel, gusanos de la harina y, en menor medida, incluso ratones recién nacidos.

    Los invertebrados alimentados a los "cachorros" deben ser pequeños y alimentados, al menos un par de días antes de su uso, con una dieta nutritiva y rica en vitaminas. Las verduras, en cambio, deben variar lo más posible: achicoria, costillas, zanahorias, calabacines rallados, varios tipos de frutas, ensalada (no la brasileña). Todo debe estar preparado con cuidado y bien mezclado.

    Los Pogona siempre necesitan un pequeño recipiente lleno de agua para beber, incluso si están satisfechos con las gotitas rociadas sobre el terrario.

    ¿Cuanto tiempo vive un dragón barbudo?

    Si se está preguntando cuántos años dura el dragón barbudo, debe saber que en la naturaleza vive en promedio alrededor de 6-7 años. Si se mantiene en cautiverio, en condiciones óptimas, con la dieta adecuada y las precauciones adecuadas, puede vivir incluso más de 10 años. Pero realmente es muy importante saber cómo cuidar y alimentar al dragón barbudo, pidiendo consejo a tu veterinario.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies! ¿Que son?